Saltar al contenido

Uñas negras: causas y formas de evitarlas | #Lesiones

Las uñas negras (también conocidas como uñas del corredor), son un verdadero problema para muchísimos corredores.

Como indica su nombre, el síntoma principal de esta lesión es la tonalidad oscura (negra o morada) de una o algunas de las uñas de los pies producida por el sangrado debajo de las uñas.

Aunque las uñas negras no son una lesión de gravedad, ademas de ser desagradables a la vista pueden ser molestas y dolorosas.

Que esta lesión sea habitual para muchos corredores, no significa que sea normal y por ello a continuación te contaremos cuáles son las causas de su aparición y las formas de evitarlas.

Causas de las uñas negras

Antes de comenzar, vale destacar que en este artículo no analizaremos otras patologías en las uñas, como los hongos (onicomicosis), que ademas de otros síntomas pueden llegar  a producir un cambio en la tonalidad.

Las uñas negras surgen como consecuencia del golpe repetitivo de los los dedos de los pies con el interior de las zapatillas.

Como consecuencia de estos golpes repetitivos, tus dedos son dañados y se produce un hematoma debajo de la uña que se refleja a la vista como las conocidas uñas negras.

Las razones por las que pueden producirse estos golpes en los dedos suelen ser las siguientes:

– Zapatillas pequeñas

Al seleccionar las zapatillas para correr muchos corredores cometen el error de seleccionar zapatillas demasiado ajustadas.

Al utilizar zapatillas pequeñas, los dedos del pie (algunos mas que otros) tenderán a golpear con el interior de la zapatilla.

Aquí es importante tener en cuenta que los pies no son estáticos respecto a su tamaño, ya que sufren variaciones que pueden generar que un día unas zapatillas sean espaciosas y al día siguiente estén mas ajustadas.

Loading...

– Zapatillas demasiado grandes

[adrotate group=”2″]

Las zapatillas demasiado grandes, también pueden ser un problema para las uñas negras.

Al no asegurar un buen agarre de tus pies, permiten el movimiento continuo de tus pies dentro de las zapatillas y el constante golpeteo de tus dedos.

– Puntera angosta

La puntera de las zapatillas, es la parte delantera, donde se ubican nuestros dedos, una zona clave para garantizar tu confort y evitar lesiones en tus pies.

Utilizar zapatillas para correr con una puntera angosta genera que los dedos de los pies se acerquen demasiado y en algunos casos se posicionen uno arriba del otro, por lo que tus pies trabajarán de manera ineficiente y peligrosa.

– Uñas largas

Muchos corredores, descuidan sus pies y olvidan mantener cortas sus uñas, aumentando el golpe de los dedos dentro de las zapatillas y las chances de sufrir de uñas negras.

– Correr cuesta abajo

Los corredores que suelen realizar entrenamientos cuesta abajo, tienen mas chances de golpear el frente de sus dedos contra la zapatilla. 

– Calcetines inapropiados

La utilización de calcetines inapropiados, puede generar un aumento de la transpiración de tus pies lo que produce que la piel sea mas sensible a los golpes.

Asimismo, utilizar calcetines demasiado anchos, reducirá el espacio que tus pies tendrán dentro de las zapatillas y aumentará los golpes de tus dedos.

¿Como evitarlas?

La forma mas efectiva de evitar las uñas negras surgirá a partir de la la detección de la causa por la cual se producen.

Así, si tus problemas son las zapatillas (pequeñas, grandes o con puntera angosta) o los calcetines,  será necesario que las cambies en forma inmediata.

Asimismo, controlar y cuidar tus pies y prestar especial atención al estado de tus uñas te permitirá evitar aumentar los roces dentro de las zapatillas.

Uñas negras: causas y formas de evitarlas

 

Loading...