Comparte

Día a día observamos personas de cualquier edad, sexo, raza o condición que salen a la calle a correr sin motivo aparente; se calzan las zapatillas y trotan por parques, plazas, veredas, rutas o caminos.

Sin dudas muchos se preguntarán ¿por qué algo que unos años atrás estaba reducido a unos pocos “locos”, hoy es tan común? A continuación, te contamos un poco como ha sido el crecimiento del running como fenómeno mundial.

RUNNING, FENÓMENO MUNDIAL

Si bien hace millones de años que el hombre corre, muchos marcan el inicio del running como actividad física popular, comenzó a gestarse en los Estados Unidos en los setenta.

[ezeadsense]

Así, en la ciudad de Nueva York en 1970 se celebra la primera maratón  popular, en la cuál corrieron tan solo  127 participantes que dieron varias vueltas alrededor de Park Drive en Central Park. Sólo un centenar de espectadores observaron entonces la prueba, que ganó el norteamericano Gary Muhrcke con una marca de 2 h 31 min 38 s. En esta primera edición sólo 55 de los participantes completaron la carrera.

Aun más  impulso tuvieron este tipo de carreras, cuando en 1972 el estadounidense Frank Shorter obtiene el triunfo en el maratón de los Juegos Olímpicos de Munich de 1972, ganando la prueba con 2 h 12 min  19 s; a más de dos minutos del segundo, el belga Karel Lismont (plata con 2h14:31).

A fines de los ’70,  el maratón de Nueva York se expande y modifica su circuito (sacándolo de Central Park) para recorrer cinco “barrios” aumentando la popularidad y atractivo a la carrera.

A partir del allí, el crecimiento fue ininterrumpido año tras año, no solo en los Estados Unidos, sino que hoy, cientos de millones de personas corren en formar regular en todo el globo.

Pero ¿qué es el running? En sí es una palabra en inglés que significa “corriendo” y que se suele utilizar para denominar al mundo de carreras populares que van desde los 3 a los 42 kilómetros, principalmente en circuitos callejeros (pero también en terrenos más naturales) y aficionados o “runners” que cada vez en mayor cantidad se vuelcan a estas competiciones.

Todo esto va acompañado por un fuerte apoyo comercial, no solo de marcas deportivas que quieren participar de un mercado que viene creciendo en forma constante, sino también de otras empresas de otros rubros que quieren vincular su nombre con el running y la imagen de vida sana, compañerismo y superación personal que da la actividad.

[Tweet “El running no es moda, es un fenómeno mundial que viene creciendo hace años”]

[adrotate banner=”36″]

El estado de bienestar que se genera en una persona al finalizar de correr es un ambiente ideal para generar nuevos vínculos con una marca, y por ello el running es una actividad física tan atractiva.

Al no haber un limitante de edad para practicarlo, el margen etario de los “runners” es muy amplio; aunque aún no hay una fuerte participación de niños ni adolescentes, a partir de los 20 años se observan mayor cantidad de corredores, y si bien promedio general es de 31 años, suelen  llegar hasta los 60 o 70 años, con casos puntuales de participantes de más de 100 años.

La distribución entre sexos también es pareja, aunque a nivel mundial la tendencia es que el porcentaje de mujeres va en crecimiento.

Por otro lado, el bajo costo de la actividad no limita ningún sector económico a su práctica, presentando el mercado incluso una importante oferta de carreras gratuitas.

En último lugar, pero no menos importante, al no ser indispensable contar con antecedente deportivo alguno, se abren las puertas a muchas personas que nunca hicieron ninguna actividad.

Lo que al principio se veía como una locura y algunos creen que es una moda, desde hace años y especialmente hoy, se muestra como una tendencia consolidada con un crecimiento firme a nivel mundial.

Infinidad de testimonios de personas que han mejorado su vida a través de la actividad, retroalimentan el fenómeno y así como las carreras agotan cupos, ninguna empresa quiere quedar afuera del mercado y todos quieren ser “runner”. ¿Vos vas a quedar afuera de este fenómeno?

AUTOR:

Ezequiel Brahim, es corredor de fondo, amante de las compencias en pista, aunque también participa en carreras de calle y cross. Sus mejores marcas son: 31:34 em los 10.000, 15:09 en los 5000 y 8:44 en los 3000 metros . En su blog comparte su pasión por el running y sus experiencias en entrenamientos y competiciones.

Imagen”] flickr.com/photos/mtaphotos/10655107875


2 Comentarios

  1. Aunque practico y me gusta lo que ahora denominan running, opino que el tratamiento cada vez mas comercial que se le esta dando, hace que se imponga
    tambien como una moda, con todos los problemas que ello implica. Saludos, Edgar

  2. Creo que, en el fondo, si es una moda, pero no una moda pasajera. Es algo que sigue creciendo en forma constante, no algo que “explotó” y luego desapareció como sucede con la mayoría de las modas espontáneas.

    Pero sin dudas es una moda en el sentido de que cada vez se ve mas afectado por los aspectos vinculados al marketing, dejando de lado los vinculados a la salud, el deporte o el aspecto competitivo que inicialmente describía su naturaleza.

    Hoy las carreras son para sumar gente y tener remeras lindas, ya no son para salir a dejarlo todo y tratar de clasificar arriba en la tabla. Por supuesto, uno puede ir con tal actitud, pero las carreras tienen tantos participantes y tanta gente en la largada que tener pista libre se ha vuelto un imposible.

    Además, a pesar de ser un concepto general y que crece en forma constante, si tiene “modas” internas. Primero el minimalismo, asunto que tuvo crecimiento exponencial y luego desapareció tan rápido como llegó; ahora tenemos el maximalismo, y probablemente le suceda lo mismo que al concepto opuesto; tuvimos calzado muy complejo, con control de estabilidad, capas de gel, sistemas de torsión, etc; y también tuvimos calzados cada vez mas sencillos con un solo material en el midsole. Y ese tipo de cambios bruscos si corresponden a modas pasajeras, que afectan no solo al calzado y la indumentaria sino también a la actitud de quienes practican el deporte.

    ¿Es una moda? No.
    ¿Se comporta como una? Definitivamente si.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here