Comparte

El vertiginoso crecimiento del running es seguido paso a paso por las empresas deportivas y tecnológicas.

Casi a diario, surgen nuevos productos: vestimenta, zapatillas, accesorios. Y, dentro de estos últimos, los relojes suelen ser el bien más codiciado; pareciendo infinita la oferta ya que se presentan en una enorme gama de marcas, precios y funciones.

Como consecuencia de esto, puede ser difícil tomar una buena decisión al momento de comprar un reloj para correr y por ello a continuación te contaremos las características que deberías tener en cuenta.

LO ESENCIAL DEL RELOJ PARA CORRER 

La función indispensable de un reloj para correr es medir el tiempo, pero también es muy útil parcializarlo; por ejemplo, marcar cuanto se demora en cada vuelta al parque y que ello quede memorizado en el reloj.

Existe lo que se denomina “laps” (vueltas en ingles). Los relojes más básicos pueden no contar con la función,  pero los modelos un poco más preparados la tienen y suelen aclarar hasta cuantas laps pueden memorizar (van desde 30 hasta 1.000).

Sin duda, es una de las funciones más útiles de un reloj para correr y casi no tiene sentido comprar uno que no tenga, al menos, 30 laps; ya que es muy útil para cualquier tipo de entrenamiento.

Otra función importante consiste en la posibilidad de consiste en medir en tiempo real el ritmo cardíaco mediante un pulsómetro que tenga conectividad con el reloj.

Esta información se usa, principalmente, de dos formas: en el momento, para realizar un entrenamiento dentro de cierta intensidad cardíaca, indicando si las pulsaciones se elevan o desciende más de lo deseado, y, una vez finalizado el ejercicio, para analizar mejor el rendimiento del usuario con la información registrada.

[ezeadsense]

Una propiedad que, últimamente, es cada vez más frecuente es el GPS, que permite registrar el ritmo y la distancia recorrida. Si entrenas en pista o en un circuito marcado, se puede hacer casi cualquier entrenamiento sin GPS.

Los relojes para correr con GPS suelen ser los más completos en cuanto a funciones, y además permiten registrar en forma completa tus entrenamientos y subirlos a la web del fabricante.

Mencionadas las principales funciones, también existen muchas otras; contador de pasos, medidor de la oscilación, registro de tiempo de contacto con el suelo, termómetro, barómetro, bluethooth, wifi, y muchas más. Todas pueden aportar algo pero ninguna es indispensable.

[adrotate banner=”36″]

La recomendación más importante, principalmente para quienes se inician en la actividad, es que esperen todo lo posible antes de comprar un reloj, por dos motivos.

Primero que la oferta es tan amplia que, sin saber bien hasta qué punto se lo va a usar, es muy común que la primera compra sea equivocada, siendo insuficiente o excesivamente sofisticado, teniendo que cambiarlo al poco tiempo.

Y segundo, y más importante aún, que, en el periodo de iniciación, es de vital importancia “escuchar a nuestro cuerpo”, más aún cuando se viene de un periodo sin ninguna actividad física.

Lleva un tiempo volver a “entenderse” con nuestro organismo,por lo que con un medidor externo puedo sacar la atención de lo realmente importante, sentirse vivo al correr.

flickr photo by Leo-setä http://flickr.com/photos/uncle-leo/20009102561 shared under a Creative Commons (BY-SA) license