calorías menos
Comparte
  • 1
    Share

¿Sabía que para perder 1 kg de grasa tienes que quemar 7.000 calorías? Eso significa que si reduces la ingesta calórica en 500 calorías al día, perderás medio kg a la semana.

Veamos como hacerlo!!!

CONSUME 500 CALORÍAS MENOS AL DÍA

Perder peso de forma lenta puede ayudarte a adoptar hábitos saludables y evitar el efecto yoyó.

Aquí tienes tres consejos fáciles y rápidos para ahorrar 500 calorías cada día.

1. Pon los cubiertos en la mesa entre cada bocado

La gente que come despacio y mastica bien se siente saciada más rápidamente y consume menos calorías.

Lleva unos 20 minutos que la sensación de saciedad llegue al cerebro.

Un estudio del Journal of the American Dietetic Association reveló que poner los cubiertos en la mesa entre cada bocado te ayuda a ahorrar unas 300 calorías por cada comida.

Si lo haces en el desayuno, la comida y la cena puedes cortar 500 calorías al día.

2. Consume agua

El cuerpo se compone de agua en un 50%. Por eso es tan importante mantenerse hidratado.

Solemos olvidarnos de las calorías líquidas que consumimos. Puedes ahorrar cientos de calorías simplemente vigilando lo que bebes.

Zumos de fruta, batidos, refrescos, productos lácteos o bebidas alcohólicas son especialmente altas en calorías.

Además, las bebidas alcohólicas como la cerveza y el vino interfieren con la quema de grasa ya que el cuerpo está ocupado descomponiendo el alcohol.

Así que procura ceñirte a bebidas sin alcohol como el agua o el té sin azúcar.

Este principio también aplica al café: asegúrate de beberlo solo. Beber café con crema o leche añade hasta 200 calorías.

3. Come en la mesa y no viendo de la tele

¿Alguna vez te has preguntado por qué estás ganando peso aunque estés a dieta?

Cuando comes viendo la tele consumes unas 290 calorías más de lo normal.

Disfruta de la cena sentado a la mesa con tu familia y concéntrate en lo que estás comiendo.

Y si vas a dar un paseo durante una hora para ayudarte a hacer la digestión puedes quemar otras 500 calorías más.

Así que ya ves cómo puedes ahorrar 500 calorías cada día haciendo pequeños cambios en tu rutina diaria. ¡Tienes que probarlo!


Comparte
  • 1
    Share