Comparte

Más allá de la enorme cantidad de Estudios científicos que confirman los beneficios de correr para nuestro cuerpo y mente, las pruebas cercanas y tangibles suelen ser las más contundentes.

Casi todos los corredores conocen a alguna persona que un día se puso las zapatillas y al poco tiempo ya había bajado de peso, o tiene algún familiar que finalmente pudo controlar su problema de presión alta trotando un par de veces por semana, o escuchado la sorpresa de un compañero al enterarse lo bien que le dieron los análisis de sangre ahora que está corriendo.

Las experiencias cada vez son más cercanas, aparecen nuevos casos de forma casi diaria, como un virus que se expande, el running va contagiando cada vez a más personas, pero sin duda que es uno de los mejores contagios que podemos recibir.

Al igual que ante un vírus , el contacto con personas apasionadas por el running, es una experiencia por demás motivadora y que puede encender en el oyente, la llama del running.

Los impensados beneficios de correr

Más allá de las mejoras físicas, a nivel emocional y psicológico los beneficios de correr son tanto o más contundentes.

Un aumento de la autoestima es inevitable al vernos superar metas bien concretas; avanzar más kilómetros, correr más tiempo, terminar una carrera, vencer una distancia.

Se logra una sensación de realización personal al saber que nosotros solos dimos cada paso para llegar al objetivo.

Pero si bien los logros son personales, el running no es un deporte solitario; al no haber necesariamente una competencia directa con los otros participantes, sino generalmente una búsqueda de superación personal, se potencian las energías, que un compañero siga unos metros más nos motiva a intentarlo con él, que un grupo se organice para ir a una carrera nos ayuda a participar también.

[ezeadsense]

Es tan común que generalmente pasa desapercibo; infinidad de veces se oye en una carrera a un atleta alentado a otro, cuando teóricamente ambos están compitiendo.

Resulta difícil de imaginar esa situación en otros deportes, por ejemplo que en un partido de futbol un arquero lo aliente al delantero rival sobre la posibilidad de convertir un gol.

La posibilidad que da el running de conocer nuevas personas y rápidamente estrechar vínculos unidos por una pasión común ha sido un gran motor del crecimiento de la actividad en las metrópolis.

Allí donde las multitudes llevan a la soledad,  aparece la posibilidad de mejorar las vidas no solo desde lo físico y lo psicológico sino también desde lo social.

AUTOR:

Ezequiel Brahim, es corredor de medio fondo y fondo, amante de los 3000, 5000 y 10.000 metros. En los 10.000 metros su mejor tiempo es de 31:34, en los 5000 metros de 15:09 y en los 3000 metros 08:44. En su blog comparte su pasión por el running y sus experiencias en entrenamientos y competiciones.

Imagen | flickr.com/photos/flottenheimer/5746620647


1 Comentario

  1. Lo que me acercó al deporte fue el obtener los beneficios físicos y de salud que mencionas al principio de tu artículo. Poco a poco me fui fijando metas más grandes, algunas incluso que jamás imaginé alcanzar. El deporte, en mi caso la natación, ha alimentado en mí valores como el trabajo, la paciencia y la constancia. También ha fortalecido y puesto a prueba mi carácter para no abandonar la carrera. Otra cosa que le agradezco es haberme regalado amigos que me brindan apoyo para alcanzar nuevos objetivos. Recientemente he empezado a correr. Gracias a tu artículo he encontrado muchas similitudes entre estos dos deportes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here