Comparte

Pese a los grandes beneficios de los estiramientos, cuando llega la hora de realizarlos, suelen ser los mas odiados u olvidados.

Lamentablemente, para muchos corredores resulta más fácil correr una hora que estirar diez minutos y por ello queremos contarte por qué la elongación es quizás la principal falencia de los runners.

Los estiramientos son importantes ya que,  al correr se mueven constantemente “bisagras” (nuestras articulaciones), si esas “bisagras” están duras o no se abren mucho, se gastará más energía en moverlas que en avanzar, es como querer pedalear en una bicicleta toda oxidada.

BENEFICIOS DE LOS ESTIRAMIENTOS ESTÁTICOS

Los estiramientos estáticos, son los mas conocidos y consisten en una forma de elongación que no implica ninguna clase de movimiento.

Al finalizar de correr, los estiramientos estáticos pueden presentar los siguientes beneficios:

– Distiende tensiones, dolores y contracturas;

– Favorece la recuperación, aumentando el flujo sanguíneo y prepara la musculatura, no sólo para sentirse mejor luego del entrenamiento, sino también, para rendir más en la próxima sesión.

¿POR QUÉ SON LOS MAS ODIADOS/OLVIDADOS?

Pese a que hay tantos motivos como personas que no elongan podemos afirmar que, una de las principales razones es la existencia de un factor psicológico o mental, por el cual el corredor siente que al terminar de correr se ha terminado el entrenamiento.

[ezeadsense]

Por ejemplo, si se sale a hacer 90 minutos de trote, es raro que un corredor se detenga antes de haber llegado a los 90 minutos; hasta ese momento no se siente la sensación de objetivo cumplido (87 minutos no son 90).

Esa sensación de objetivo cumplido, genera que todo lo que se haga a partir de allí sea “algo extra”; y como todo extra es positivo pero puede ser eliminado con facilidad.

[adrotate banner=”36″]

Para que estirar sea tan productivo como correr, se debe concientizar dentro de la sesión de entrenamiento.

También es común “olvidar” todos los beneficios de la elongación, pensando, erróneamente, que se mejora sólo corriendo.

Por último, los runners tenemos pasión por lo medible; tantos kilómetros, tal marca, un ritmo, pero los estiramientos escapan a todo eso, no se puede cuantificar su mejora o sus ganancias con números, es volver a las raíces de los primeros pasos y simplemente sentir los beneficios y disfrutar de las mejoras.

Correr otorga alegría, mejora el sistema circulatorio, inmune, oseo, nervioso, eleva el autoestima y fortalece la musculatura, pero también la endurece.

Elongar es la herramienta perfecta para lograr el justo equilibrio entre energía y relajación, en ese equilibrio se encuentra la clave de la salud.

CONSEJOS PARA TUS ESTIRAMIENTOS

 Para que puedas incorporar los estiramientos dentro de tu rutina de entrenamientos diarios, te damos algunos consejos:

– No necesariamente se debe elongar apenas terminada la actividad, es igual de beneficioso hacerlo algunas horas más tarde, incluso a la noche antes de acostarse (colaborando con un sueño relajado).

Evita cualquier tipo de distracción; charlar, beber, comer, mirar televisión, etc. nos llevan la atención a otro lado y reducen en mucho la efectividad, se está exigiendo puntualmente un músculo o grupo muscular y un movimiento brusco o una carcajada pueden ocasionar una contractura o una pequeña lesión.

Es muy valioso “sentir” los músculos que se están elongando, entender como cada pequeño movimiento en la articulación repercute en una mejor o peor postura, buscando la máxima relajación posible.

– El tiempo en cada pose, es relativo a la intensidad y la comodidad, pero lo ideal es superar los sesenta segundos, pudiendo llegar hasta los cinco o diez minutos, cuando se busca un aumento permanente del largo muscular.

Así también parcializar el tiempo logra una mayor elongación, es preferible dos tandas de un minuto en cada músculo, a una sola de dos minutos.

– Al igual que al correr, es preferible calidad a cantidad, una sesión totalmente enfocada en aprovechar cada segundo, aunque no dure más de diez minutos, es mucho más beneficiosa que veinte o treinta minutos mezclado con interrupciones, charlas o distracciones.

– Un párrafo aparte merece la elongación asistida (cuando otra persona realiza una tensión sobre quien está elongando, buscando una mayor apertura), una técnica que bien ejecutada puede ser muy efectiva, pero que al buscar una exigencia mayor puede ser peligrosa si existe una mala ejecución. Es indispensable una total concentración en la tarea por parte de ambas personas.

RECUERDA

Invertir unos minutos extras en elongar, puede ser una manera de recortar segundos o minutos en tu próxima carrera.

Menos lesiones, mas consistencia y tiempos mas rápidos.

AUTOR:

Ezequiel Brahim, es corredor de fondo, amante de las compencias en pista, aunque también participa en carreras de calle y cross. Sus mejores marcas son: 31:34 em los 10.000, 15:09 en los 5000 y 8:44 en los 3000 metros . En su blog comparte su pasión por el running y sus experiencias en entrenamientos y competiciones.

Sigue a Ezequiel en Twitter e Instagram

[learn_more caption=”Imagen”]flickr.com/photos/rjs1322/1141484557[/learn_more]