Saltar al contenido

La historia del hombre que dejó de comer durante 382 días para perder peso

Angus Barbieri ostenta el récord mundial Guinness de la huelga de hambre más larga, que duró 382 días.

Incluso ahora los científicos no entienden muy bien cómo podría vivir sin comida durante tanto tiempo y no dañar su salud.

La mayoría de los científicos están convencidos de que dejar de comer durante más de 40 días puede ser extremadamente peligroso para nuestra salud.

Un año de agua mineral y vitaminas

En 1965, un hombre de 27 años con mucho sobrepeso ingresó en el Maryfield Hospital de Dundee (Escocia).

En ese momento, él pesaba 456 libras.

Angus le dijo al personal que estaba listo para dejar de comer alimentos por un tiempo con el fin de perder peso y los médicos acordaron hacer un seguimiento de su progreso.

Al principio, Angus no iba a dejar de comer durante mucho tiempo.

Pero le resultó tan fácil vivir sin comida que, a pesar de los consejos de los médicos, decidió continuar su experimento incluso después de 40 días de ayuno.

Quería estar en perfecta forma.

Durante más de un año, sólo tomó suplementos vitamínicos y comió levadura, específicamente vitamina C.

Loading...

El día 92, comenzó a tomar píldoras de potasio, y el día 345 – comenzó a comer sal.

Además, podía tomar tantas bebidas no calóricas como quisiera: como té, café y agua mineral.

Algunas veces, Angus comía sólo un poco de azúcar y leche, especialmente durante los últimos días de su dieta.

Sólo tenía una evacuación intestinal cada 37-38 días. Esto no es sorprendente porque no estaba comiendo mucho.

Tuvo que dejar su trabajo en una tienda de alimentos para perder peso

No recibió ningún tratamiento médico a pesar de que al principio estaba rodeado de médicos.

Pero como estaba tan bien adaptado para no comer, pronto se le permitió ir a casa y vivir allí.

Sólo tuvo que visitar el hospital para hacerse algunas pruebas de salud.

Los médicos afirmaron que el hombre tenía un nivel de glucosa muy bajo que demostraba el hecho de que no comía nada.

Pero la hipoglucemia no le impidió hacer las cosas que hacía normalmente y aún así se sentía bien.

Lo único que tenía que hacer era dejar de trabajar en la tienda de alimentos de su padre, especializada en la elaboración de pescado y patatas fritas.

A pesar de su determinación, Barbieri no era capaz de perder peso cuando había tanta comida sabrosa a su alrededor.

Los huevos cocidos eran casi una delicia para él.

Angus detuvo su ayuno el 11 de julio de 1966. En 382 días, había perdido más de 100 kilos y pesaba sólo menos de 90 kilos.

Después del final del ayuno, Angus tomó un huevo hervido para el desayuno con un pedazo de pan y mantequilla y una taza de café.

Según Angus, para entonces ya había olvidado casi por completo a qué sabían los alimentos y podía disfrutar realmente de los alimentos más sencillos.

A pesar de lo rápido que perdió tanto peso, durante los siguientes 5 años después del final del ayuno, sólo recuperó 7 kg.

Se mudó a Warwick, Inglaterra. Tuvo dos hijos y vivió 24 años más.

Entonces, ¿es posible perder peso dejando de comer?

Podría ser realmente peligroso tratar de perder peso de una manera tan extrema.

Estudiantes graduados del Departamento de Medicina de la Universidad de Dundee, describieron 5 casos en los que la obesidad fue tratada con ayuno.

Todos ellos provocaron la muerte de los pacientes.

Sólo una paciente pudo vivir 210 días sin comer y murió después de comer (lo que es una consecuencia popular cuando una ingesta repentina de alimentos altera el equilibrio de líquidos y electrolitos en el cuerpo).

El resto de los pacientes murieron de diferentes problemas de salud en las semanas 3 a 8 de su ayuno.

Muchos otros pacientes sufrían de una falta de potasio, a pesar de que tomaban pastillas.

Algunas personas pueden vivir sin comida por un tiempo, viviendo de la grasa que tienen en su cuerpo.

Pero el ayuno e incluso las dietas bajas en calorías pueden causar un ataque cardíaco, porque el peso y los músculos desaparecen demasiado rápido .

Después de aproximadamente 6-8 semanas de ayuno (y si una persona no tiene suficiente grasa en primer lugar o tiene alguna enfermedad crónica, puede suceder aún más rápido), los problemas cardíacos comienzan a aparecer.

Hay algunos estudios que demuestran que limitar la nutrición o incluso no comer puede ayudar a combatir el cáncer y la obesidad.

En los animales, dejar de comer puede retrasar el envejecimiento. Pero las ventajas de dejar de comer por completo aún no son seguras, por lo que se considera que esto es algo muy peligroso de hacer.

¿Ha probado alguna vez una dieta baja en calorías? ¿Crees que Angus Barbieri es valiente o un loco que arriesgó su propia vida? Estaremos encantados de leer sus comentarios.

Loading...
6 Ejercicios cardiovasculares para hacer una RUTINA HIIT quemagrasa!QUIERO VER