Saltar al contenido

7 factores estresantes cotidianos comunes y cómo manejarlos

7 factores estresantes cotidianos comunes y cómo manejarlos 1

7 factores estresantes cotidianos comunes y cómo manejarlos

Hay innumerables artículos sobre cómo reducir el estrés, vivir una vida positiva y ser más zen. Y aunque todos estamos de acuerdo para tratar de ser más felices, tratar de eliminar totalmente el estrés de su vida no es sostenible y, francamente, no es tan útil.

¿Qué es útil? Aprender a manejar el estrés inevitable que es parte de la vida para que pueda lidiar con él de manera constructiva sin dejar que arruine su día.

En este artículo, abordaremos siete factores estresantes diarios comunes y cómo manejarlos en tiempo real. No asumiendo que tiene una hora para sentarse en la postura del niño cada vez que alguien lo frustra, sino con métodos rápidos para procesar el factor estresante y seguir adelante con su día.

Los efectos a largo plazo del estrés en su salud

Antes de profundizar en los factores estresantes diarios más comunes, examinemos cómo el estrés crónico puede afectar su salud.

A corto plazo, una situación estresante puede hacer que experimente un sistema inmunológico debilitado, dolores de cabeza por tensión, migrañas, náuseas, diarrea, insomnio y más. Pero a la larga, el estrés continuo se vuelve crónico y es entonces cuando realmente puede causar estragos en su cuerpo.

Según la Asociación Estadounidense de Psicología, el estrés crónico representa una amenaza a largo plazo para los sistemas respiratorio, musculoesquelético, cardiovascular, endocrino, gastrointestinal, reproductivo y nervioso. ¡Ay!

El estrés a largo plazo puede causar:

  • mayor riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco
  • problemas de fertilidad y bajo deseo sexual
  • sistema inmunológico debilitado
  • Alta presión sanguínea
  • aumento de peso, que puede ponerlo en mayor riesgo de diabetes o enfermedad cardíaca
  • nivel alto de azúcar en sangre
  • alta inflamación en el cuerpo, que lo pone en un mayor riesgo de ataque cardíaco
  • deterioro de la memoria y falta de concentración
  • aumento de casos de ansiedad y depresión

Puede ver por qué el manejo del estrés es crucial para su salud en general. Manejar su estrés le permite reconocer su factor estresante y seguir adelante sin dejar que cause un daño a largo plazo.

Veamos siete factores estresantes diarios comunes y las técnicas simples que puede utilizar para controlarlos.

1. Correr tarde por la mañana

Las mañanas pueden ser estresantes, eso es inevitable en la sociedad actual. Cuando tienes prisa y tratas de hacer todo a la vez, puede ser contraproducente.

Agotado, es más probable que cometa errores. Te pones la camisa al revés, derramas el café o te olvidas de preparar el almuerzo. Entonces, ¿qué debe hacer para evitar el estrés si tiene prisa por salir de casa pero tiene muchas cosas que hacer primero?

Consejo para el manejo del estrés: haga menos con más atención

Si tiene poco tiempo por la mañana, intente concentrarse en completar solo dos o tres tareas importantes. Tómelos uno a la vez, prestando toda su atención a cada uno antes de pasar al siguiente.

Tal vez sea alimentar al perro y ponerle el pelo en una coleta rápida, o preparar a su hijo para la escuela y disfrutar de una taza de café.

Evite la necesidad de realizar múltiples tareas y no se empantane en distracciones: su correo electrónico puede esperar hasta que llegue a su escritorio y, si no se riza el cabello, saca la basura o hace un gourmet desayuno antes de irte?

Haga solo las tareas esenciales y abórdelas una a la vez en lugar de intentar hacer varias cosas a la vez.

2. Un largo viaje diario

¿Hay algo más estresante que un atasco o un viaje largo al trabajo? Ya sea que viaje en automóvil, autobús, tren o bicicleta, un viaje largo al trabajo es una de esas circunstancias de la vida que son inherentemente frustrantes porque no hay nada que pueda hacer al respecto.

Replantee la narrativa y en lugar de sentirse víctima del tráfico, utilícela como tiempo para usted.

Consejo para el manejo del estrés: Recupere su tiempo

En lugar de concentrarse en algo que no puede cambiar, reclame su viaje diario como tiempo que es solo para usted.

Escuche un podcast divertido, reproduzca música o concéntrese en aquello por lo que está agradecido hoy. Si viaja en tren o autobús, use su tiempo para hacer listas para la semana que viene, escribir un diario o comenzar un libro jugoso que solo lea cuando esté viajando.

Si surgen sentimientos de frustración o impaciencia, inhale y exhale profundamente 10 veces. En las inhalaciones, dite a sí mismo que acepto lo que no puedo cambiar y mientras exhala, diga que uso este tiempo para agradecer mi respiración.

“Paz: no significa estar en un lugar donde no hay ruido, problemas o trabajo duro. Significa estar en medio de esas cosas y aún estar tranquilo en tu corazón “. – Desconocido

3. Correo electrónico abrumador

A medida que aumenta la cantidad de correos electrónicos en su bandeja de entrada, también puede aumentar su estrés. Practique una estrategia que muchas personas exitosas usan para ser más productivas: solo revise sus correos electrónicos durante ciertos momentos del día.

No es necesario que responda a cada correo electrónico en el momento en que lo reciba; esto interrumpe lo que está haciendo actualmente y le hace alternar entre diferentes tareas.

Los neurocientíficos dicen que la multitarea te quita la energía mental; hace que se sienta más fatigado y, de hecho, dificulta su capacidad para realizar bien una determinada tarea.

Consejo para el manejo del estrés: designe horarios específicos para revisar su bandeja de entrada a lo largo del día

Elija tres momentos a lo largo de su día de trabajo: tal vez sea a primera hora de la mañana, al mediodía, a las 2 pm y a las 5 pm cuando responda.

Entre esos momentos, puede trabajar en las cosas que surgen, pero a menos que algo sea de alta prioridad, es probable que sea algo que necesite su atención tan pronto como tenga tiempo para hacerlo.

Revisar su correo electrónico en este momento puede ayudarlo a ver nuevos proyectos o demandas y volver a priorizar el resto de su día laboral, pero no está interrumpiendo constantemente lo que está haciendo para responder una nueva pregunta.

4. Resistencia a su estado emocional actual

Cuando piensa que “debería” sentirse o ser de cierta manera pero simplemente no lo hace, provoca una desconexión interior estresante. Terminas sintiéndote avergonzado y luego estresado por no estar haciendo todo a la perfección, o porque estás cansado o un poco enojado por algo.

Sí, todos tenemos cosas que hacer en un día determinado y no podemos ceder a todos nuestros caprichos emocionales. Pero no tienes que ponerte tanta presión para estar en un estado de ánimo perfecto y feliz las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Consejo para el manejo del estrés: repita un mantra de aceptación emocional

Si se siente con poca energía, melancólico o molesto, primero trabaje en aceptar cómo se siente sin juzgarlo.

A medida que atraviesa un día difícil, repita este mantra: las emociones van y vienen, y las observo con una conciencia tranquila.

Al dejar de lado la necesidad de huir de las emociones negativas, descubrirá que puede procesarlas más rápidamente, y cualquier resistencia interna o estrés sobre cómo “debería” sentirse tiende a disolverse.

5. Conflicto interpersonal

A lo largo de su día, seguramente tendrá uno o dos encuentros irritantes. Tal vez alguien se le adelanta en la fila o tiene un compañero de trabajo notoriamente irritable al que le encanta quejarse.

A veces, los conflictos más estresantes también pueden ser con personas con las que normalmente se lleva bien; una pelea con su cónyuge por la mañana puede quedarse con usted todo el día y dejarlo sintiéndose nervioso.

Entonces, ¿cómo lidias con una interacción estresante con otra persona?

Consejo para el manejo del estrés: use la respiración 4-7-8 para disminuir

No podemos controlar lo que hacen otras personas, pero podemos ser dueños de nuestras reacciones. Cuando otra persona lo esté irritando, concéntrese en la respiración 4-7-8: inhale durante cuatro segundos; manténgalo así durante 7 segundos; exhale durante 8. Repita este ciclo durante un minuto.

Es una técnica de respiración conocida que ayuda a aliviar la ansiedad y la tensión nerviosa. Cuando puede venir de un lugar tranquilo, la situación se calmará y le permitirá ser dueño de su respuesta a alguien en lugar de simplemente reaccionar.

6. Sobreestimulación

Tanto el ruido como la contaminación de la pantalla pueden nublar nuestro pensamiento y mantener nuestro sistema nervioso funcionando a toda marcha. El estrés de un entorno caótico: niños gritando o perros ladrando, un autobús lleno de gente que habla, una oficina llena de charlas, tiempo de pantalla constante … todo nos sobreestimula.

Los estímulos tanto tecnológicos como de ruido pueden llegar a fatigarnos y deprimirnos. Se sabe científicamente que la sobreexposición a la luz azul de los dispositivos aumenta los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y también puede mantenerlo despierto por la noche.

Consejo para el manejo del estrés: limite el tiempo frente a la pantalla + reserve 15 minutos de meditación tranquila por día

Cuando llegue a casa del trabajo, resista la tentación de encender la televisión o revisar su teléfono de inmediato. Tómese un tiempo lejos de las pantallas; sal a caminar, prepara la cena y siéntate a comerla, lee un libro o haz algo con las manos.

Reserve 15 minutos de meditación tranquila por la noche donde no haya ruido o contaminación de luz azul que aumente su cortisol. Reserve un momento de tranquilidad en el que pueda relajarse.

7. Dar vueltas y vueltas toda la noche

El estrés provoca insomnio y, a su vez, el insomnio provoca un estrés mayor. No es un ciclo bonito. Y cuando estás dando vueltas y vueltas, concentrarte en el hecho de que estás despierto cuando no deberías causa una gran cantidad de estrés.

Mientras permanezca en la cama y se preocupe por la falta de sueño, es probable que permanezca despierto.

Consejo para el manejo del estrés: levántese de la cama

Si tiene insomnio que dura más de 10 a 15 minutos, levántese de la cama y vaya a otra habitación para hacer algo relajante.

Leer un libro, tomar un vaso de leche tibia, meditar, escribir un diario, lo que quieras. Simplemente no se concentre en forzarse a dormir; concéntrese, en cambio, en hacer una tarea simple con calma. Solo regrese a la cama cuando comience a sentirse somnoliento.

Se aliviará la presión y probablemente podrá volver a quedarse dormido en el proceso.

LEA ESTO A CONTINUACIÓN: 27 formas de relajarse en 5 minutos o menos

13 Formas QUEMAR GRASA y ADELGAZAR muy RÁPIDO!QUIERO VER